domingo, 8 de mayo de 2011

Sobre la FLLIC

    Todos afirmaríamos que la palabra se hace protagonista de múltiples formas, que nos invita a conocerla a través de la voz, de la música, de los silencios... Pero seamos realistas. Necesitamos de algo más, los espacios. Igual que en los cuentos aparece la figura del donante, dador o como cada uno le quiera llamar, en la palabra también se requiere de ese ente. En este caso no dan pócimas mágicas, monedas de oro ni habichuelas extraordinarias, proporcionan un espacio, un entorno, una fecha, una ciudad... para que todo gire en torno a la palabra. .
    Y aunque esa donación no es necesario que tome la forma de festival, encuentro ni nada similar, en este caso  se formaliza en la Feria del Libro y de la Industrias Culturales de CLM. La propuesta es rica y variada, pero pongamos el foco en la oralidad. Las noches han estado servidas y condimentadas por grandes sesiones de narración oral a cargo de Félix Albo, estrenando Pespuntes (gracias); Eugenia Manzanera sorprendiendo con un Dios muy triangular; Michelle Nguyen, enamorándome literalmente con sus silencios; J.M. Garzón dejándose la piel y consiguiendo que la expresión "se me salta la lagrimilla" no sea sólo una expresión y Pepe Maestro que con su arte gaditano y la gran Alfonsina de compañera sacó nuestras mejores sonrisas. Cerró el ciclo Trencaclosques, poniendo la guinda (para el que le guste la guinda) al atracón de palabras que nos hemos metido estos días.

   Pero, por si faltaba algo tuvimos la suerte de contar con profesionales de la talla de Carles García, Ana Griot, Inma Ruiz, Manuel (Légolas), Rodorín o los mismos narradores de las sesiones en el seminario paralelo D'arte Palabra, un gusto para aficionados, profesionales o amigos de la palabra.

    Este post ni siquiera es una crítica de la Feria, es más un agradecimiento, no como narrador, sino como usuario del mismo, como participante en el Seminario (exquisito), como público en las sesiones de narración y como conquense de adopción que desea que esta ciudad se siga nutriendo de la palabra. Lo dicho, merci.

FP

1 comentario: