martes, 25 de octubre de 2011

Aquiles, el puntito

    Con la cabeza ajetreada. Con necesidad de sacar. Con vértigo y equilibrio. Así vengo.

   Acabo de aterrizar física, pero aún no mentalmente, en casa tras escuchar a Olalla González y Marc Taeger en las III Jornadas de Animación a la Lectura de Alicante. Fue un verdadero espectáculo ver con qué armonía ilustración y palabra se juntan, no solo en el papel, sino también sobre el escenario. Una linda simbiosis de artes para una linda causa. La propuesta era muy rica en lo que a animación lectora se refiere, pero no solo, era realmente instigadora. En especial cuando presentaron Aquiles, el puntito escrito por Guia Risari e ilustrado por el propio Marc Taeger. La seducción del libro es impresionante, lo sutil va tomando forma palabra a palabra y cuerpo a cuerpo hasta llegar a un personaje que nace, realmente, de la nada. Soy defensor de los álbumes ilustrados que se crean con la sana intención de acompañar, de bailar texto e imagen y éste sin duda es un clarísimo ejemplo. 

    El libro o su personaje, Aquiles, vive gracias a la lectura de sus páginas, no existe antes de levantar la tapa y sin embargo, al pasar la última de las hojas es capaz, quién sabe, de abarcar todo el universo. Una delicia que logra algo verdaderamente meritorio. Y es que existen libros que te dejan con un "Ohh" en los labios, otros que ladean una sonrisa pícara, otros que invitan al salitre a los ojos... pero hay unos libros, y esos libros hay que mimarlos, que te dejan la cabeza ajetreada. Con necesidad de sacar. Con vértigo y equilibrio. Así te dejan. Libros capaces de hacer que tu mente no aterrice en mucho tiempo y tenga, necesariamente, que crear. 

Sí, esos libros hay que mimarlos. Por muchas tardes como ésta.

PD: Dejo video de "Aquiles por su talón es Aquiles" de Jorge Drexler


Abrazotes

3 comentarios:

  1. Muchas gracias por tus palabras! Y gracias por asistir a las jornadas.
    marc

    ResponderEliminar