martes, 28 de febrero de 2012

El Puchero Trotón

   Como algunos ya sabéis ando metido de lleno en El Camaleón, una nueva sesión familiar. Los libros van y vienen se pasean por la cocina, duermen conmigo... y de entre ellos uno se cuenta cada noche. Es El Puchero Trotón escrito por Patacrúa e ilustrado por Kristina Andres. La historia está basada en un cuento danés y de hecho mantiene durante todo su desarrollo esa cosa del cuento clásico. Un rey malvado, unos campesinos hambrientos, un elemento mágico, una venganza ejemplar... 

   La estructura del cuento es sencilla y manejable. Muy cómoda para ser contada hasta a niños bien pequeños. La diversión de los mismos está asegurada al introducir ese componente escatológico que tanto les gusta. 

   Todo comienza con un puchero mágico capaz de llegar a la cocina del rey, llenarse de sus manjares y después repartirlos entre los campesinos. Pero en el puchero no solo entra pan y queso, también oro o... bueno, mejor si lo descubres.

   Las ilustraciones remarcan la identidad clásica del cuento, mostrando un rey de aspecto desagradable y unos campesinos de caras lánguidas. Los tonos de las ilustraciones y sus escasez de adornos ayudan a crear esa imagen de vacío que estos campesinos tienen. Sobretodo al final del cuento las ilustraciones toman protagonismo para contar más si cabe que el propio texto.

    En definitiva un buen libro, divertido y clásico. Sorpende ver que sigamos con los mismos anhelos que antaño y que los cuentos logren lo que no consiguen los jueces ante determinados personajes con o sin corona. He dicho. 

Abrazotes trotones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario