domingo, 5 de febrero de 2012

Suma, no dividas

    Uno suele emplear las vacaciones para desconectar y de verdad que esta vez casi lo consigo. Pero ha sido un mes de mucho trasiego en esta, nuestra España coplera y no he podido dejar de tener los ojos como platos ante lo que leía o me contaban. Y es que uno no puede dejar de sorprenderse, por ejemplo, al escuchar a alcaldesas pedir voluntarios para trabajar en los servicios públicos. Pero si algo me duele (aun más) es ver como se generan escisiones desde abajo.

   Y es que un grupo de profesores de la Comunidad Valencia ha hecho un boicot abierto en forma de lucha hacia todas las actividades culturales y extraescolares de los colegios  incluyendo formación, animación lectora, excursiones, días de la paz o de la no discriminación, sesiones de cuentos y teatro, viajes de fin de curso...

   Y aquí uno se pierde, porque hay algo que no entiende, ¿contra quién luchamos? ¿a quién queremos dañar? En primer término veo a los alumnos como los primeros afectados de dichas medidas, pero existe un sin fin de trabajadores de la cultura que también nos vemos afectados e incluso el mismo profesorado. La cultura se convierte en un bien de segunda clase y cito a un compañero: somos moneda de cambio.

   Por todo ello y porque creo que esto no debe servir de brecha. Porque debemos remar juntos. Porque nos ocupan las mismas necesidades y tenemos fines comunes. Apoyo la plataforma SUMA, NO DIVIDAS, porque es cierto que defendemos la educación y yo, al menos, creo que debe ser realmente integral. 

   Puedes echar un vistazo al blog e informarte por aquí:


Abrazotes y a sumar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario