martes, 26 de junio de 2012

El cuento de la hormiguita que quería mover las montañas

     Tras este título tan largo aparece un cuento delicioso. En realidad se trata de un diálogo entre una madre y una hija en el momento justo antes de dormir. La niña pide (qué bueno es que pidan) que le cuente un cuento y la madre comienza a relatar aquella historia de "la hormiguita que quería mover montañas..." pero por lo visto la hija está harta de las historias de hormigas y comienza a proponer qué quiere escuchar. Y ahí, en ese punto exacto, la historia comieza a desvariar dentro de un orden lógico basado en las hipérboles y, sobretodo, en el imaginario infantil. Se trata de un cuento circular muy bien tratado, a mi juicio, hubiese prolongado la historia, que lo merece y permite. 


    El texto es una traducción de Esther Rubio al original de Michael Escoffier. Las ilustraciones corren a cargo de Kris Di Giacomo que, con una secilla técnica, muy cercana al boceto y al dibujo infantil, acompaña maravillosamente ese imaginario que comentaba.

   En estos tiempos en los que, como en los casinos, "la banca gana", pero también el pesimismo, se agradece un álbum que simplemente proponga el juego y la fantasía infantil como motor. Buena propuesta de Kókinos, que merece la pena ser leída y reída.

  Abrazotes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario