miércoles, 5 de septiembre de 2012

¡Silencio, niños! y otros cuentos

  Desde Argentina me llegó hace unas semanas un libro que llevaba mucho tiempo persiguiendo. Ahora, gracias a su segunda reimpresión por parte de la editorial Norma llega a mis manos. El libro en cuestión es ¡Silencio, niños! de Ema Wolf.   Lo conocí gracias a Mercedes Pugliese, narradora argentina que hacía las delicias de los chicos mientras contaba cuentos entrelazados con cuadros y esculturas en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires. El escaparate era asombroso y las historias en su voz tomaban cuerpo y presencia.

   Así me enganché a "El rey que no quería bañarse", el segundo de sus cuentos. Tras la lectura del libro tengo otros favoritos, descabellados, con dobles sentidos, con juegos de lógica. Destaco "Lupertius se enoja los jueves" un cuento basado en la encadenación y el desvarío, "Gervasio, el hombre bala" una oda a los sueños y a sus encuentros inesperados, "Los Bubi-bubi" o la manera de exprimir una situación absurda y "El señor que roncaba bonito" que particularmente me encanta porque tiene mucho de observar lo cotidiano y hacerlo fantástico.

   El libro cuenta con un total de 13 cuentos y un epílogo, todos ellos con un componente humorístico claramente definido. Se agradecen los libros despreocupados, que se escriben por el placer de escribirlos, que se leen por el placer de leerlos. Se convierte en un juego a través de las historias, en un saber llegar al niño. La lectura se recomienda a partir de los 9 años, pero si se leen en voz alta, cualquier oreja estará agradecida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario