miércoles, 31 de octubre de 2012

La parte que falta

  Libro a libro me voy haciendo seguidor acérrimo de Shel Silverstein. Lo descrubrí por azar con "The giving tree", libro que disfruto enormemente contando, y desde entonces voy encontrando nuevas piezas de este músico, poeta, compositor y autor de obras infantiles de muchísimo gusto.

   En La parte que falta (Ed.Sirio), Shel presenta una historia como una búsqueda de vida. Un caminar hacia esa inevitable pieza que uno siente que tiene que encontrar, pero la búsqueda no es sencilla. Tampoco lo es saber si acertaste en tus decisiones por apego u omisión. Y una vez que llega esa pequeña parte que nos completa, todo gira y gira, pero... ¿hacia dónde?

  El protagonista de esta embarcación es ese pequeño "pacman" de la portada, que guarda un claro parecido con un libro que hace apenas unos días reseñaba "Formas" de Claudia Rueda, aunque en esta ocasión se representa justo "su otra parte".
   
   La historia, lúcida y clara, va en armonía con las ilustraciones del autor: un trazo negro sobre fondo blanco, como siempre acostumbraba. El concepto de complementariedad entre texto e ilustración es una máxima del autor y en este caso no podía ser menos. Brillante obra.

  Y como llevo unos días muy musicales... dejo una pieza de Shel Silverstein con Johnny Cash, casi nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario