jueves, 15 de noviembre de 2012

Un Mundo de Cuentos - resumen

   El proyecto Un Mundo de Cuentos llega a su fin. Quedan apenas unas semanas de cerrar documentos, hacer evaluaciones, informes... no es tan divertido como el resto, pero tiene su encanto.

   Han sido un total de nueve meses de trabajo (en realidad con la selección de textos algunos más)  mezclando mi formación académica (Educación Social y Psicopedagogía) con mi oficio, la narración oral. La inmersión del uno en el otro a través de ese equilibrio entre lo que se quiere contar y lo que se espera que cuentes, entre la escena y el escritorio, entre zambullirse en relatos tradicionales y partidas presupuestarias que no cuadran... ha sido un baile a ráfagas, con varios pisotones, pero salvamos el paso, el ritmo y la gracia.

   El proyecto se basó en las líneas de Cooperación y Desarrollo que la ONG Minka defiende desde hace años. Se trabajó a partir del relato tradicional y de los juegos populares, dándoles el valor que se merecen y ofreciendo cuentos y leyendas con múltiples lecturas en los que los valores tomaran protagonismo.

   En ocasiones, desde la coordinación, era difícil desligarse de "querer contar algo" en cada cuento y se daba el camino muy liso al lector. En ese punto espero haber incidido lo suficiente para ofrecer textos abiertos y alejados de moralinas. Los textos y los juegos se han acompañado de propuestas didácticas basadas en diálogo, crítica, debate... Éstas y otras propuestas, se trabajaron además con el profesorado en un total de 16 horas de formación.

  En definitiva trabajé en la selección y adpatación de 6 cuentos y leyendas tradicionales (una de cada continente y una de Cuenca) más 6 juegos populares (idem). Editamos un libro con todas ellas con ilustraciones fantásticas de Mari Quesada, además de otros materiales, di formación al profesorado y por supuesto conté. Todo ello con la colaboración del Ayuntamiento de Cuenca que subvencionó el proyecto.

 

  Creo que es una suerte juntar pasiones y no siempre es sencillo, pero existe la manera y en estos tiempos, quizás sea la manera.




No hay comentarios:

Publicar un comentario