domingo, 2 de diciembre de 2012

Matar en casa

    A través de un artículo del diario Público llegué a este libro de Jesús Urceloy,  más por curiosidad que por interés.  El título, Matar en casa, sirve de pretexto para englobar una serie de relatos, un total de quince, bajo una unidad temática, aunque diferente en su forma.

  La variedad de relatos, los primeros publicados por Urceloy, mueven al lector (o a mí, como lector) por diferentes picos y zonas estancas. Hay relatos basados en buenas ideas, pero fríos en forma, otros de agradable lectura, pero pasajeros y algunos exquisitos.


  Quizá el exceso de diálogo en los cuentos fue el que me causó distancia a la hora de meterme de lleno en las historias, pero puede que sea una simple cuestión de gusto y, por tanto, subjetiva.

  Entre los textos destaca El banco de los tomates, una historia muy oral, tierna y sincera. Otros textos más intencionados desde el título como El maltratador o Días de metro me han dejado frío y, la dosis de humor negro se vuelve en varios puntos en su contra. Pero insisto en que hay textos muy recomendables como El triángulo, otro de los que muestran mucho cuidado, y se saben mover perfectamente entre ese humor negro, la ternura y el sorprendente cotidiano.

  La edición corre a cargo de Casa de cartón y Tres rosas amarillas que lo lanzó en mayo de este año.


No hay comentarios:

Publicar un comentario