domingo, 24 de febrero de 2013

La casa de los cubos

Llevo varias lecturas y continuo embelesado con las páginas de este libro. Por su delicadeza pero sobretodo por su humanidad.


La casa de los cubos, habla de memoria y de vida. Nos situa en la vida de un anciano con una casa construída sobre el mar, como si de la metáfora de un castillo aislado se tratase.

Del argumento no diré mucho ya que la obra nació de un cortometraje de los mismos autores, Kunio Kato y Kenya Hirata, que llegó a ganar el Oscar al mejor corto de animación del 2009 y mejor verlo (o leerlo)

Hay pequeños matices que lo diferencian, unos bien llevados al papel (colores más cálidos en las ilustraciones por ejemplo) otros más políticamente correctos (como el objeto que cae por la trampilla, en el corto una pipa, en el libro las herramientas)


Se trata de una obra bella en cualquiera de sus formas. La edición impresa corre a cargo de Adriana Hidalgo Editores y es imprescindible en la biblioteca.

La historia es potente y nada sencilla, aunque la podrían haber dotado de mayor complejidad (reflejo de una historia humana) respetando el final del corto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario