lunes, 2 de junio de 2014

De la cuna a la luna (2ª entrega)




La colección para los más pequeños de Kalandraka, De la Cuna a la Luna, presenta tres títulos nuevos. Los firma, como en los casos anteriores, Antonio Rubio y Oscar Villán. Los tres libros: Zapato, Violín y Árbol, siguen con la estructura de los anteriores. Sencilla, rítmica y versada, para contar y para cantar, porque los tiempos y sílabas que manejan invitan a ponerles pequeñas melodías, cosa que los prelectores agradecerán.





De los tres, a mi juicio, Árbol es el más logrado. Aún siguiendo con lo que ya presentaban Cinco, Luna, Pajarita... me parece muy natural. Los otros dos los siento un poco más forzados. Violín, tiene algunas rimas más obligadas de lo normal, que le hacen perder el ritmo oral de los anteriores. En cuanto a zapato, me gusta, solo me chafó un poco que tuviera el mismo final que Árbol (terminar con rima asonante "yo" en los dos casos).

Las ilustraciones de Óscar una vez más a la altura, agradables para la primera infancia, sin caer en ñoñerías. Impregnadas de su sello y de su sensibilidad. Obviamente al tratarse de un álbum para bebés, deben ser explícitas y representar lo que el teto dice, sin mucho margen de creación paralela, como sucede en el álbum ilustrado.

Sigue la saga y yo la sigo. Bien por Kalandraka, por pensar en los más pequeños, desde la calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario