martes, 26 de enero de 2016

¡Corre a casa, ratoncito!

Dentro de los cuentos para los más pequeños, a veces cuesta encontrar historias sencillas que no caigan en la nimiedad. Como dinamizadores y acercadores de literatura es importante que se preste atención a este tipo de historias que, no solamente proponen una trama en la que el niño se pueda identificar y zambullir, sino que, además, ponga el formato del libro a su servicio. ¡Corre a casa, ratoncito! de Britta Teckentrup y publicado por Lóguez acierta de lleno en esta línea. 

En primer lugar presenta un álbum con un formato atractivo para el niño, generoso en espacio, con cartoné resistente y desde la portada, se inicia un juego de agujeros troquelados que servirán para diferentes fines. Acostumbrados a los álbumes con fondos blancos que tanto me gustan, la estética de este me sorprendió desde un principio. Todo el fondo es color negro, muy intenso, para resaltar el momento en el que ocurre la historia (la noche), y la proximidad del peligro que siente un pequeño ratón que quiere volver a su casa, pero no recuerda el camino de regreso. Durante la travesía se encuentra con ojos que resplandecen en la oscuridad, a través del juego de los agujeros troquelados que antes comentaba. En un primer momento el niño solo verá al ratón  sumido en la oscuridad y a un par de ojos brillantes (o más), sin saber qué animal se esconde detrás. Y ahí comienza el segundo fin de estos troquelados: invitar al niño a descubrir de qué animal se trata.  Aportándole seguridad, tras cada ocasión en la que se le cuente el cuento.

El final, en el que el ratón y el niño respirarán aliviados, mantiene el juego de los troquelados, incluso, lo hace más grande, demostrando que las posibilidades que presenta un libro álbum no son solo un recurso efectivo para hacer el libro más atractivo, sino que, sencillamente, son el tercer pie (además de texto e ilustración)  sobre el que se puede apoyar una historia.

Lectura muy disfrutada desde prelectores hasta que uno quiera seguir jugando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario